“No se me olvida la vuelta que di en tu cancha”

0
729

Este domingo 13 de septiembre, Gallos Blancos enfrentará a uno de los equipos con los que posee mayor rivalidad. Los Albiazules se verán las caras con León, un duelo que, a lo largo de los años, se ha caracterizado por la enemistad entre ambas instituciones. Por la cercanía regional, así como los intensos juegos en la Primera “A”, Querétaro y León han desarrollado un odio deportivo, cuyo mayor pico de intensidad se vio representado en la Final del Clausura 2005.

A pesar de finalizar en el onceavo lugar de la tabla general, Gallos se ganó un boleto a la Liguilla al finalizar en el primer puesto del Grupo 4. Así, superó a Cruz Azul Oaxaca y Huracanes de Colima en Cuartos y Semifinales respectivamente. A su vez, León tuvo que superar a Cobras en el repechaje, Pachuca Juniors y Coatzacoalcos.

Debido a que los Esmeraldas finalizaron en la quinta posición, Gallos se vio obligado a afrontar la Final de ida en el Corregidora y la de vuelta en el Nou Camp. De esta manera, los Emplumados sacaron ventaja en el partido de ida al vencer 2-1.

Ya en el encuentro de vuelta, Querétaro logró igualar a un tanto, consiguiendo así el título de la Primera “A” en el Estadio Nou Camp. Armando Tavira adelantó a los Albiazules al 43’ y Leobardo López logró el empate. No obstante, al 82’, Luis Romero tuvo la oportunidad de llevar al encuentro a los tiempos extra cuando se marcó un penal a favor de León, sin embargo, erró su disparo.

Al final, Gallos Blancos derrotó a uno de los conjuntos con el que mayor rivalidad tenía, en su propio campo. Además, dicha victoria significó el primer título de la división de plata en la historia de Club Querétaro.