El último minuto también tiene 60 segundos

0
726

Fernando Marcos, uno de los cronistas más importantes en la historia del deporte en México inmortalizó la frase que lleva por título esta nota, haciendo referencia a los equipos de fútbol que dejan de competir en los minutos finales del partido y el rival los toma por sorpresa, ya sea sacando un empate o dando la vuelta al marcador.

El reciente empate contra Santos Laguna en el TSM dejó a más de un aficionado con sensaciones amargas, ya que si se hubiese dado el triunfo frente a los laguneros no sólo se hablaría de cortar una racha de dos años y dos meses de no ganar como visitante, sino que los queretanos tendrían mayores posibilidades de acceder a zona de reclasificación.

Algo similar sucedió en la fecha siete contra Toluca, era el minuto 90+5′ y Leo Fernández sacó un zapatazo potente que dejó sin chance alguna de que Aguerre detuviera el balón, aquel encuentro le hubiera dado a los emplumados tres puntos valiosos y hubieran ascendido posiciones pudiendo haber llegado a nueve unidades.

Ahora bien, frente a América en la fecha siguiente fue distinto, en este caso los queretanos consiguieron igualar el marcador por la vía del penalty, Ángel Sepúlveda en el 90+5′ igualaría el marcador para los plumíferos.

La defensa será un punto clave si los queretanos quieren seguir en la lucha por la reclasificación, para Querétaro ya no hay margen de error.