El Querétaro de Vucetich, invicto en el Corregidora

0
700

En una de las peores temporadas de su historia, Querétaro está a punto de concluir su participación en el Clausura 2019. Siendo la cuarta peor defensa, la segunda peor ofensiva y habiendo sumado únicamente 11 puntos de 48 posibles, se deja en manifiesto un semestre de terror para los albiazules. Además, Gallos Blancos ya se perfila como uno de los máximos candidatos a descender, ya que, en este momento, el próximo torneo arrancarán a un punto del último lugar en la Tabla de Cociente.

Dicho esto, a pesar de que la actualidad de Querétaro es desilusionante, no todo ha sido negativo. Desde que Víctor Manuel Vucetich tomó las riendas de Gallos, el equipo ha mejorado, al menos en sus actuaciones como local. De cinco partidos en el Corregidora, Querétaro ha sumado 11 puntos de 15 posibles, ganado tres encuentros y empatado dos, con seis goles a favor y uno en contra.

No es ningún secreto que el llamado Rey Midas es un técnico que se caracteriza por privilegiar el orden antes que buscar ser vistoso. Vucetich es consciente que su plantel no es el más talentoso, por lo que busca recortar distancias con el rival mediante un fútbol pragmático en el que la disciplina táctica es fundamental para un buen funcionamiento.

Desde su llegada, Vucetich ha probado diversos esquemas, pasando desde el 4-4-2 hasta el 5-3-2 y 4-3-3. Aquí, el futbolista que más posiciones ha adquirido es Luis Romo. El canterano de Gallos ha sido utilizado como central, como mediocentro y como un tercer defensor en la línea de cinco. Romo es un jugador cuya capacidad para defender no se limita al área, sino que también tiene la habilidad para recortar metros y robar en zonas más adelantadas del campo.

No hay duda que Querétaro ha mejorado con el arribo de Vucetich, sin embargo, aún hay cosas por trabajar si se quiere aspirar a algo más que solo luchar por la permanencia. Como visitante, Gallos aún sigue mostrando deficiencias en la zona baja, puesto que ha recibido diez anotaciones en los últimos cuatro partidos, además de no haber sumado ni una sola unidad.

De cara al próximo torneo, será importante reforzar todas las zonas del campo, especialmente si se quiere evitar el descenso. Querétaro demanda seguridad tanto en el arco como en la defensa, además de solidez en el mediocampo y peligro en el ataque. La directiva queretana debe estar negociando desde ahorita si pretende que los refuerzos lleguen desde la jornada uno del Apertura 2019.