El 4-4-2 de Víctor Manuel Vucetich

0
1048
Querétaro, Querétaro, 23 de febrero de 2019. , durante el juego de la jornada 8 del torneo Clausura 2019 de la Liga Bancomer MX, entre los Gallos Blancos del Querétaro y Monarcas Morelia, celebrado en el estadio La Corregidora. Foto: Imago7/Víctor Pichardo

Pragmatismo y reactividad probablemente sean las palabras que mejor definan el fútbol que Víctor Manuel Vucetich privilegia. Desde su anterior etapa en Querétaro, el DT mexicano se ha caracterizado por anteponer un estilo de juego basado en el orden, para a partir de ello buscar ofender.

Una de las premisas básicas en el 4-4-2 de Vucetich es primero replegarse, lograr solidez y ya después pensar en el arco rival. El objetivo primario en este sistema es defender en bloque. Las primeras dos líneas de cuatro deben encargarse de estar juntas, especialmente para cerrar los carriles interiores; por su parte, la función de los dos delanteros sobrantes es ser la primera línea de presión, ya sea sobre el portero, los defensas o el mediocampista organizativo rival.

Una de las razones por las que este esquema de juego se mantiene vigente es que entrega diversas ventajas, la principal de ellas es que permite a planteles cortos potenciar sus virtudes. Tras más de 30 años como entrenador, Víctor Manuel Vucetich es consciente de las limitantes de su plantilla, por lo que implementar un juego reactivo es lo más lógico. El 4-4-2 es un sistema en el que al menos ocho se encuentran defendiendo, pero que al robar el balón atacan cuatro (los dos delanteros y los extremos).

Marcelino García Toral, actual DT del Valencia, menciona: “El 4-4-2 se ampara en que se trata del esquema que menor especificidad exige a los jugadores”. Este sistema otorga la ventaja en que es el dibujo táctico que de mejor manera distribuye a sus futbolistas y, por tanto, el que mejor reparte los esfuerzos.

En México, por la calidad de los futbolistas y por las pocas veces en que un mismo once juega junto, es muy común que los equipos sufran al atacar en estático. Es por ello, que otorgarle la iniciativa al rival se convierte un arma muy útil. Al implementar ese estilo de juego, las transiciones defensa ataque a máxima velocidad se vuelven primordiales, ya que entre peor agarres parado al rival, más oportunidades de generar daño tendrás.

Ahora bien, ¿cómo se adapta la plantilla de Gallos al 4-4-2?, existen diversos jugadores que le resultarán útiles a Vucetich a la hora de implementar su juego reactivo. Javier Güémez será fundamental en el esquema del Rey Midas, ya que a partir de sus recuperación de pelota, Querétaro podrá desplegarse al ataque en zonas del campo más adelantadas. De igual manera, la capacidad que tenga Jaime Gómez para dirigir los contraataques albiazules serán clave a la hora de determinar la eficiencia de ellos. Además, Sanvezzo, del Valle e incluso Yrízar, por lo que vimos en el parido frente a Morelia, serán de suma importancia para Vucetich, no solo a la hora de atacar, sino también en defensa, ya que la presión que ejerzan sobre la primer línea de salida rival será fundamental.

Actualmente, Querétaro es una de las nóminas menos poderosas en el fútbol mexicano, por tanto, la idea de Vucetich de establecer un juego pragmático es la forma más rápida con la que Gallos podrá empezar a sumar. No obstante, este estilo de juego también provoca que los delanteros tengan pocas oportunidades para anotar, por lo que la contundencia de los atacantes deberá ser muy acertada.