¡Del canto al caldo!

0
650

Ya han pasado dos años de aquél torneo histórico para la institución queretana, donde los emplumados lograrían romper el récord de puntos en Liga MX culminando con 31 unidades y en 4to lugar de la tabla general. Este sería el último torneo donde los del acueducto tendrían estabilidad deportiva y financiera.

Haciendo una comparación entre aquel plantel y el que juega actualmente el Apertura 2021 se puede diferenciar que aún se contaba con la presencia de jugadores como Marcel Ruíz, Jimmy Gómez, Clifford Aboagye, Jordan Sierra, Ake Loba, Jair Pereira, Jordi Cortizo y por supuesto también el Director Técnico Víctor Manuel Vucetich. Existía un plantel con calidad en todas las líneas.

Llegaría diciembre de 2019 y los cambios en la administración serían inminentes, Grupo Imagen vendía al equipo a Grupo Caliente; el primer movimiento de la nueva administración fue poner a Ares de Parga como el principal responsable del conjunto albiazul en temas directivos. Posteriormente, la pandemia detendría la Liga MX y fantasmas del pasado azotarían nuevamente a Gallos Blancos con una supuesta mudanza a CDMX para convertirse en el Atlante; la incertidumbre reinaba en el seno del Querétaro, aficionados y jugadores no sabían cuál sería su destino para la siguiente temporada, se temía lo peor. A mediados del 2020 se haría oficial la venta del equipo albiazul a un grupo de inversionistas, el club sería desmantelado por Caliente para llevarse a un gran porcentaje de jugadores plumíferos a Xolos de Tijuana, dejando a Gallos en una situación crítica.

La actual administración encabezada por Manuel Velarde y Gabriel Solares ha batallado por encontrar estabilidad financiera, regresando a los tiempos en que el plantel queretano no mantenía una estructura de jugadores y cada 6 meses había un cambio radical en la plantilla; Esto afecta deportivamente, debido a que no existe continuidad en un proyecto, imposibilitando el poder cumplir con los objetivos planteados y con las expectativas de la afición. En el actual gallinero destacan refuerzos como Pablo Barrera, David Cabrera, Osvaldo Martínez, jugadores que se consideran como veteranos. De los pocos que pudo mantener la administración actual son Kevin Ramírez, Jonathan Dos Santos y Alexis Doldán; la afición está a la espera de que este equipo pueda emular la garra característica de aquellas plantillas que tenían limitaciones financieras pero dejaban todo en la cancha, que sean unos auténticos gallos de pelea.