«Con ilusiones renovadas»: Gabriel Corral

0
741

El arranque del Guardianes 2021 en la Liga MX nos ofrece, a quienes somos aficionados al fútbol, una nueva oportunidad de soñar. Cada jornada es una posibilidad de disfrutar construir nuevas esperanzas y no solo en el deporte, en la cotidianidad, este año abre un resquicio de ilusiones y expectativas que suponen un paso de mejora luego de que en el 2020 se reconfigurara nuestra vida social a causa de la pandemia de COVID 2019.

Este renovado ímpetu parece contagiar a Gallos Blancos que comienza su andadura por el torneo de liga. Los seguidores del equipo hemos visto cómo se ha reforzado y cómo poco a poco se va conjuntando un equipo que prácticamente cambio de plantel el año pasado y que va recuperando la esencia que lo caracteriza.

Con el “Pity” Altamirano a la cabeza del equipo considero que Gallos Blancos puede recuperar buena parte de la mística y la lucha que tiene como emblema dentro de la cancha. “Pity” Altamirano sabe lo que significa pelear cada balón, sufrir por sacar resultados, defender el escudo; como jugador lo transmitía a los compañeros y a la tribuna. Ya como técnico consiguió un título con la segunda división del club, por lo que podemos decir que es un técnico de la casa que conoce perfectamente la esencia de este equipo.

El Guardianes 2021 seguramente mantendrá las restricciones para ingreso a las tribunas. Para los aficionados será difícil volver a los estadios y sentir de nueva cuenta las sensaciones que nos invaden cuando vemos a nuestro equipo saltar al terreno de juego. Para los jugadores, debe ser difícil no sentir en directo el impulso de los seguidores en las tribunas. No obstante, quiero pensar, que cada uno de los 11 Gallos Blancos que salgan de inicio en un partido saben que miles estamos detrás apoyando en cada minuto y que esperamos que el equipo demuestre en cada jugada que están dispuestos a mostrar la esencia de Gallos Blancos.

. La incorporación de Antonio “Tren” Valencia y Jefferson Montero, principalmente, han hecho que los ojos volteen de nueva cuenta a Querétaro. Sin embargo, no solo debe quedar en el papel, en la cancha es donde se debe demostrar de qué está hecho el equipo. Las ilusiones están puestas, el 2021 está sobre la mesa, el torneo ha iniciado a paso lento. Con dos jornadas, es difícil evaluar el juego de conjunto. En Toluca se jugó mejor que el domingo, contra Atlas, sin lugar a dudas, el próximo domingo contra Pumas seguramente se podrá analizar mejor y tener mayor perspectiva de lo que se busca como sistema de juego. 

Esta es una prueba de resistencia, como ha sido siempre. De parte de los aficionados el apoyo debe ser cada jornada y cada minuto; de los jugadores, cuerpo técnico y directiva el compromiso debe ser completo para cumplir los objetivos.