«Vucetich ha regresado al banquillo»: Paco Chimal

0
701

Víctor Manuel Vucetich ha regresado al banquillo de Gallos luego de una pésima gestión por parte de Rafael Puente del Río en las primeras siete jornadas del Clausura 2019. Querétaro no es -ni por mucho- un equipo mediático. De lo contrario (como ocurre con Cruz Azul, Chivas, América, entre otros) lo de Puente del Río hubiera terminado mucho antes. Quizá por una asunción de culpa -en un acto de contrición por parte de los directivos-, quizá por confianza y fé o simplemente por cuestiones económicas, prolongaron la estadía del nobel timonel luego de la goleada contra León.

En este espacio, he sostenido que “Rafita” siempre me pareció una extraordinaria persona, un gran analista y un magnífico orador. El costo de vivir apenas su segunda experiencia en el máximo circuito fue demasiado alto para la institución queretana. Lo de Gallos es patético. No creo que los trabajadores administrativos, el plantel, el cuerpo técnico o la afición merezcan vivir el actual presente.

El regreso de Víctor Vucetich pone de relieve la posibilidad de ver a un queretano ordenado y poco propositivo en la tenencia de la pelota. El “Rey Midas” nunca tuvo problema en priorizar el trabajo defensivo, apuntalar el medio campo y explotar al máximo a sus delanteros: Donizete en Tecos, Suazo en Monterrey y el propio Sanvezzo en Gallos, vivieron el mejor momento en el futbol mexicano bajo las órdenes del profe Víctor.

El miércoles pasado en el partido correspondiente a la Copa MX, vimos a un Gallos agazapado, cauto y sensato en el dibujo táctico. La tendencia en el futbol contemporáneo apunta a una transformación en la que tener el balón no es garantía de triunfos. La Francia campeona del mundial de Rusia 2018 es la muestra más evidente; súmele al Madrid de Zidane y al propio Cruz Azul subcampeón del torneo pasado en la Liga MX, que fue líder en gran parte del certamen sin buscar el protagonismo del “volumen de juego”. De poco sirve tener la pelota si no se sabe qué hace con ella.

Querétaro no tiene actualmente jugadores talentosos, capaces de arrastrar el esférico 20 o 30 metros. Gallos carece de un tipo que encare y con base en regates se quite a dos o tres rivales generando espacios. En cambio, tipos como Ayron del Valle, Aké Loba y el propio Camilo Sanvezzo han mostrado a cuenta gotas -al menos en este torneo- la atingencia y el oportunismo para aparecer en momentos importantes. Para mala fortuna de los queretanos, muchas veces con la pólvora mojada.

El juego de conjunto, la solidez defensiva, la compresión entre líneas y -por sobre todas las cosas- la concentración a lo largo de los 90 minutos serán fundamentales para que Gallos pueda empezar a sumar unidades. Éstas son las características de los equipos de Vucetich, ergo… el profe Víctor tiene el perfil ideal para cumplir a cabalidad estas asignaturas. Querétaro no tiene para más.

De esta forma, el partido contra Monarcas no es ni en sueños, el más atractivo de la jornada 8 del Clausura 2019. Es más, podría decir que en el papel luce como uno de los peorcitos… Gallos es 18 de la general y Morelia 16. No espero un encuentro abierto o espectacular. Por el contrario, presumo que ambos cuadros buscarán equivocarse lo menos posible, priorizar el trabajo en zona baja y apostar a la pelota parada o al disparo de media y larga distancia.

Los Purépechas tienen un estilo definido toda vez que, después de Ricardo Ferretti, Roberto Hernández es actualmente el timonel que más ha durado en el banquillo de un equipo mexicano. Monarcas, al igual que Gallos, ha sido víctima de la poca inversión por parte de sus propietarios. TV Azteca y Grupo Imagen han apostado a otros negocios antes que a reforzar sus equipos.

Morelia no vive un buen presente; Querétaro menos. Ojalá me equivoque y queretanos y michoacanos nos entreguen un encuentro memorable. Roberto Hernández parece estar en capilla; Vucetich en cambio, no tiene nada qué perder y al final de cuentas, dicen… que los caminos conocidos son más fáciles de transitar.

Paco Chimal

@pacochimalc