Querétaro super líder; una tarde complicada en Juárez

0
822

Corría la jornada cinco del torneo apertura 2019. Querétaro marchaba invicto en el torneo; con tres juegos ganados y un empatado, los albiazules arribaron hasta tierras fronterizas con la compañía de algunos aficionados que viajaron poco más de 1,500 kilómetros en avión un día antes del partido. El encuentro se le complicaría a los Gallos, ya que toparon de frente a un Juárez que con un hombre menos supo pelear hasta el final.

En ese torneo, que a la postre sería histórico para Querétaro por sumar 31 puntos, llegaban invictos a su encuentro de la jornada cinco frente a los Bravos de Juárez. Los dirigidos en aquel entonces por Víctor Manuel Vucetich habían desplegado un fútbol ordenado y contundente al ataque, aunque aquella tarde no vimos la versión más lúcida de los queretanos.

Temprano en el partido se iría Joaquín Esquivel, defensa de Juárez, cuando al minuto tres diera un planchazo sobre Jesús Escoboza, lateral albiazul. Con un hombre más parecía cuestión de tiempo para que los queretanos se fueran al frente. Este augurio no solo fue erróneo, sino que incluso en algunos momentos parecía que caería primero el tanto de los locales, ya que jugando con bloque bajo y con transiciones al ataque interesantes lograron meter en su propio terreno a los queretanos.

Parecía que el marcador no se movería. Fue hasta el minuto 82 cuando Yrizar y Cortizo sacaron una jugada de la chistera, el primero entregó el balón a Jordi, este le pegó al esférico y lo puso en el travesaño. Triverio iba entrando al segundo poste por lo que la marca que tenía lo dejó solo, el ariete aprovechó para empujar el balón que le caía de rebote.

Se rompía el cero en Juárez, lo que le había costado a Querétaro ese tanto se notaba con el grito de gol de los jugadores. Sabían que el resultado era excelente y extendían su racha una semana más. Para sentenciar el partido vendría otro gol al 85, Ayron del Valle tomaba la redonda en media cancha entregaba y picaba a la banda derecha. Le devolvieron el balón y con la carrera que traía no lo alcanzó nadie, cruzó el esférico al poste derecho del guardameta juarense y a festejar.

Gallos terminó aquel partido siendo líder del torneo, empatado en puntos (13) con el América aunque con mejor diferencia de goles, ya que tenían 8 a favor, dos más que los azulcremas. Lo demás es historia, desde entonces Querétaro no le ha ganado a los Bravos. Un torneo después se canceló el partido por la contingencia sanitaria y el semestre pasado, ya bajo el mando del Pity, cayeron por la mínima en la frontera.

El domingo, Querétaro tendrá una nueva oportunidad de ganarle a Juárez, poner tierra de por medio en el cociente y asegurar su lugar en el repechaje. Se juega mucho en el Corregidora, aunque por hoy la nostalgia nos hace recordar recordar ese Gallos líder de la general.