Querétaro arrasó con La Franja en La Corregidora

0
2307

Era el lejano 2006, Gallos Blancos y Puebla se enfrentaban en el duelo de vuelta por la Final del Ascenso a la Primera División. Una Final con sobrecupo en el Coloso del Cimatario, Gallos Blancos llegaba con una ventaja en el marcador global después de ganar en Puebla 1-2.

Los dirigidos por Salvador ‘Chava’ Reyes venían motivados, ya que semanas antes de esta Final, sus rivales dirigidos por César Luis Menotti emprendieron un viaje a Sudamérica, específicamente a Argentina para prepararse para estos cotejos. Los emplumados lograron imponerse pese a los pocos reflectores y no ser los favoritos para ascender.

El marcador lo abrió Bosco Frontán con un disparo que salió bombeado al ser desviado por Orlando Rincón, superando de esta manera al guardameta poblano. Posteriormente Bosco Frontán logró ingresar al área rival y al momento de recortar a un defensa este hace contacto con el uruguayo, lo que provocó que cayera al suelo y se marcara un penal claro a favor de los Gallos. Mauro Gerk convertiría el penal y con esto los albiazules ya tenían un pie en el máximo circuito.

Iniciando el segundo tiempo, Frontán saldría del campo de juego y en su lugar ingresaba Ignacio Carrasco quien fue asistido por Juan de la Cruz para convertir el tercer gol de la noche. Gol que le daba a los plumíferos el ascenso a Primera División.

Cabe resaltar que un día después de la Gran Final, Gallos Blancos tuvo que presentarse al draft del fútbol mexicano, situación que lo puso en clara desventaja ya que no pudo armarse bien de cara al Apertura 2006.