Los Gallos suman tres en el Gigante de Acero

0
640
Querétaro, Querétaro, 6 de octubre de 2019. , durante el juego de la jornada 13 del torneo Apertura 2019 de la Liga BBVA MX, entre los Gallos Blancos del Querétaro y los Rayados del Monterrey, celebrado en el estadio La Corregidora. Foto: Imago7/ Víctor Pichardo

Termina el partido en el Estadio BBVA Bancomer en el partido correspondiente a la Jornada 4 del Clausura 2020 donde Los Gallos salieron con la victoria en su visita a la Sultana del Norte y con lo que por el momento se colocan en segunda posición de la tabla general mientras que Rayados sigue sin ganar en este torneo y se encuentran en la 16ª posición con un partido pendiente.

Comenzó la primera mitad y el conjunto de los Gallos empezó volcado al ataque tratando de hacer daño desde el primer minuto, incluso la primera jugada ofensiva fue por parte de los emplumados a pesar de que el árbitro marcó fuera de lugar, poco a poco Monterrey fue asentándose en el terreno de juego pero con solo 13 minutos Marcel Ruiz marcó el primer gol del partido, en una primera instancia pareció que Montes había sacado el esférico en la línea pero tras la revisión en el VAR se marcó el gol ya que el balón había rebasado la línea en su totalidad.

Para la segunda mitad los Rayados agarraron el balón y empezaron a llegar con más regularidad al arco rival buscando igualar el marcador, fue hasta el minuto 66’ que Rogelio Funes Morí convirtió el gol de la igualada, gracias a un excelente remate de cabeza que hizo el argentino. Gallos buscó ponerse de nueva cuenta al frente del marcador teniendo dos jugadas muy claras, una por parte de Castillo que terminó muy desviada del arco y la otra la tuvo Jonathan Perlaza pero Barovero atajó de muy buena manera. A nada de terminar el encuentro Nahuelpán con un soberbio remate le da la victoria a los emplumados.

Esta victoria le da confianza a los queretanos además de posicionarlos en los primeros lugares de la tabla. Una visita muy complicada y salieron con la victoria, este resultado debe agradarle bastante tanto al técnico como a la afición queretana.