En proceso de maduración con este plantel: Vucetich

0
583

Querétaro ganó el día de ayer ante Rayados el actual campeón del futbol mexicano, Víctor Manuel Vucetich se mostró contento por el esfuerzo de su grupo y sobre todo por los tres puntos obtenidos como visitantes.

“Ganar es lo mas importantes, mas cuando es de visita y como un equipo como Monterrey que es el actual campeón, nos da confianza en seguir creyendo en nosotros y en mejorar en lo que resta del torneo.”

El equipo viene de ligar tres triunfos consecutivos en el torneo de liga, después del tropezón ante León en la jornada 1 los albiazules solo han cosechado triunfos, dos de ellos como visitantes, ante esto Víctor opinó

“Me deja muy contento, es un equipo en donde estuve muchos años, es el actual campeón eso nos da confianza en que estamos demostrando cosas importantes y seguir en ese camino de vencer al rival que sea, aquí esta mi familia y tengo muchos amigos esto me da mucha satisfacción.”

Una vez mas se le vuelve a preguntar a Vucetich si este equipo esta para ser un protagonista del torneo, misma pregunta que tuvo el torneo anterior, aunque el entrenar es bastante mesurado y analítico en la respuesta ya que al tener tanta gente nueva sabe que aún pueden mejorar.

“Estamos en un proceso de maduración con este plantel, salieron ocho jugadores de la institución, vamos integrando con poco tiempo a nuevos jugadores, no sabemos hasta donde obtengamos nuestros alcances, no podemos perder la ubicación de la que pueda alcanzar el equipo, debemos pelear día a día ante todos los rivales y mantener esa humildad para seguir buscando los resultados.”

Para finalizar, habló sobre la situación del defensor Jair Pereira, quien no termina su recuperación, misma que lo alejo del torneo en la etapa de liguilla en el torneo pasado, aunque ya entrena con sus compañeros y realizó el viaje no ha sido considerado.

“Viene de un proceso evolutivo, lo queremos tener por eso viajo y tenemos un plantel de 24 jugadores, queremos que este en ritmo y como no íbamos a estar cinco días en casa quisimos traerlo, sabíamos que no podíamos ocuparlo.”