La vez que Gallos y Necaxa chocaron en liguilla

0
437

El Apertura 2019 fue uno de los mejores torneos en la historia de Gallos Blancos, aquel equipo dirigido por Víctor Manuel Vucetich terminó en cuarto lugar general. Una vez más, la directiva confío en el “Rey Midas” y de la mano de Luis Romo, Gil Alcalá, Jair Pereira y Aké Loba consiguieron el récord 31 puntos en el certamen.

El equipo se metió en la fiesta grande del fútbol mexicano, en esta ocasión, el rival en cuartos de final sería el Necaxa de Memo Vázquez. Los Rayos formaron un buen equipo con algunas futbolistas emergentes como el “Chicote” Calderón, Mauro Quiroga y Hugo González.

En el partido de ida, celebrado en Aguascalientes, fue muy disputado y pudo ser para cualquiera. En la parte complementaria, los hidrocálidos fueron superiores y cerca del minuto 52’, Cristian Calderón  abría el marcador con un remate cruzado. Al 82’, un magnifico cobro de tiro libre por parte de Luis Gallegos incrementaba la ventaja para los Rayos; cerca del final, “Lalo” Herrera empujaba el balón y prácticamente sentenciaba la eliminatoria con el 3-0 final.

Gallos vivía otro desafortunado partido en una liguilla, sin embargo, la afición queretana no dejó de creer en lo suyos y vistieron el Corregidora con sus mejores galas para la vuelta. En el segundo asalto, los Albiazules salieron en tromba al ataque y apenas a los dos minutos, Marcel Ruíz daba esperanza de remontada con su gol de cabeza. 15 minutos después, Jaison Lucumí hacía creer aún más con un afortunado gol de cabeza; Gallos era un huracán pero se terminó por apagar con la expulsión de Luis Romo justo antes del descanso.

A pesar del traspié, Querétaro siguió remando y casi lograba la hazaña con un remate de Marcel Ruíz que se iba por encima del arco. La visita no perdonó y al igual que en la ida, Calderón y Gallegos sentenciaban la eliminatoria con dos goles. Ya para terminar, Maxi Salas envío un rayo que se coló en la portería de Gil Alacalá.

Con un engañoso marcador global, los emplumados terminaron su participación en el torneo, pero no sin antes, darle varias alegrías a su afición.