Ante Chivas, Querétaro campeón de Copa MX

0
760
Imagen: NOTIMEX
Imagen: NOTIMEX

La historia nos remonta al dos de noviembre del 2016, todo México celebra el tradicional Día de Muertos; excepto Querétaro, es una fecha especial, digna para toda la vida. Aquella noche, Gallos Blancos se enfrentará a las Chivas de Guadalajara en la final de la Copa MX.

El Estadio Corregidora estaba a punto de ser testigo de la más grande fiesta realizada en Querétaro. Dicha fiesta empezó en punto de las 20:00 horas, el «Rey Midas» tenía en perfecta alineación a las piezas fundamentales en la cancha: Volpi, Gómez, Forlin, Martínez, Bornstein, Jiménez, Noriega, Fierro, Candelo Cardozo, Sanvezzo. Un equipazo.

Desde el comienzo, se podía vislumbrar quién sería la figura. Los ataques al arco de Volpi comenzaron desde el primer minuto, se comenzó a gestar el seudónimo de ‘San Tiago’ Volpi de Santiago de Querétaro. La afición publica pedía al brasileño, incluso, para la Selección Nacional, el momento que vivía el cancerbero era impresionante. En todo el encuentro voló para evitar la caída de su marco.

Pese que los rojiblancos de Almeyda estaban hambrientos de gol y no paraban de atacar la portería de los locales, el equipo de Vucetich logró llegar a medio tiempo sin recibir ningún gol. Era momento de sacar la casta y empezar a hacer unos cambios para poder hacer unos cuantos goles y cantar victoria.

Así que en el regreso a la cancha, salieron Toño Jiménez y Carlos Fierro, para que ingresaran el “Pájaro” Benites y Andrés Rentería. Con este cambio de aires, la idea de la fiesta que se haría en Querétaro era más clara, hasta que llegó el minuto 71’ y la expulsión del recién ingresado, Rentería. Ahora se jugaba con tan solo 10 jugadores.

Al minuto 76’, Vuce apostó por un joven Ángel Sepúlveda y dejó descansar a Sanvezzo, quien salió entre aplausos y gritos de la afición. Sin nada para nadie, el árbitro decidió que el titulo se definiría en los penales. ¿Quiénes iban a cobrar por parte de Gallos? Miguel Noriega, Yerson Candelo, Benítez y Volpi. ¿Y por parte de Chivas? Pulido, Pineda, Pereira, Cisneros y Alanís.

Esa fue la tanda de penales más larga y más llena de euforia que la ciudad ha presenciado, dos atajadas de Volpi provocaron que el marcador quedara 3-2 a favor de los albiazules. Los aficionados gritaron tanto que se quedaron sin voz; lloraron tanto de alegría que se quedaron pasmados; derramaron tanta cerveza que las faldas del cerro se inundaron; la celebración se expandió tanto que se transformó en la fiesta más grande realizada en Querétaro.