Entre el amor y odio

0
829

Entre el amor y odio, en todo equipo siempre va existir aquel jugador o entrenador que parecía siempre llevaría el escudo de un equipo tatuado en el pecho y el destino o las decisiones le dan un cambio de aires a otros horizontes y cuando se reencuentran con viejos amores pueden abrir heridas que parecían cerradas; después del gol de Camilo y su euforico festejo ante Gallos Blancos recordamos algunos otros pasajes similares.

Ariel Gonzalez

EL jugador argentino milito con el conjunto queretano en la temporada 2001-2002, logró un campeonato de goleo en la primera división a con el cuadro albiazul, después paso a jugar con Irapuato y mas tarde militaría en San Luis donde encontró su mejor nivel y vería con mucha rivalidad a su ex equipo.

Gustavo Matosas

El técnico que en algún momento revoluciono al equipo de León logrando su ascenso y dos títulos de Liga Mx y , llegó primero como técnico de Querétaro donde no contó con buenos resultados ya que de 22 partidos dirigidos solo logró 6 victorias, 11 derrotas y 5 empates; cuando parecía que el equipo tomaba buen rumbo al hilvanar dos triunfos fue cesado dejándole un sabor amargo al técnico y a una afición dividida por la decisión de cese.

Enrique Esqueda

El llamado «Paleta» Esqueda fue uno de los jugadores que consiguió la primer Copa del Mundo sub 17 conquistada por México, su debut se dio con el conjunto del América, siendo nacido en Querétaro en mas de una ocasión tuvo burlas al equipo como jugador siendo la mas recordada cuando militaba en Pachuca y en un gol se expreso de mala forma ante la afición.

Ignacio Gonzalez

El defensor actualmente con León tuvo como anterior equipo a Querétaro en el año 2008-2009, fue una pieza fundamental para lograr el campeonato en la primera división a y en el segundo torneo extrañamente fue borrado por el entonces técnico Héctor Medrano, tuvo participación en los juegos que definirían al ascendido entre Venados de Mérida y Querétaro, de igual forma cada que se enfrenta a los queretanos parece que no le quedan buenos recuerdos.