El descenso que dejó una cicatriz en la afición queretana

0
946

Hace ya casi 15 años que los queretanos visitaron el Estadio Jalisco para enfrentarse a los Rojinegros del Atlas en duelo correspondiente de la jornada 17 del Clausura 2007. Un partido que quedará en la memoria de ambas aficiones, ya que este duelo fue factor para que ambas aficiones tuvieran una fuerte rivalidad.

El domingo 29 de abril de 2007, la afición queretana se hacía presente en las inmediaciones del Estadio Jalisco desde muy temprano. El Coloso de Calzada de la Independencia estaba repleto de afición visitante, los cánticos se hacían presentes y el ambiente en el estadio previo al partido era de ilusión y nerviosismo para los aficionados que hicieron el viaje desde Querétaro.

El arbitro Jaime Herrera Garduño pitaba el inicio del encuentro, los dirigidos por Salvador Reyes Jr buscaron en los primeros minutos irse al frente para crear presión a sus rivales del descenso, Santos Laguna. A pesar de haber iniciado el duelo con buen dinamismo y con llegadas a la portería de Antonio Pérez, en un intento de contraataque el lateral Alejandro Villalobos perdió el esférico y con una débil marca por parte de la defensa queretana Atlas marcaría el 1-0 al 5′ por conducto del uruguayo Nicolás Olivera.

El gol rompió con el esquema táctico de los emplumados, que a la postre derivaría en imprecisiones y errores garrafales defensivos. Al 17′ Olivera pondría el 2-0 y las cosas se complicaban para Querétaro. Los albiazules no cesaron sus ataques, Gerk al 29′ pondría el balón bombeado en el travesaño y Marcos García al 45+1′ tendría la más clara del encuentro, sin embargo su disparo salió desviado.

A pesar del amplio dominio de los plumíferos en la segunda mitad esto no bastaría y los Gallos descenderían a la Primera División ‘A’.