Clausura 2013: «Clásico de la 57: La Permanencia»

0
740

Jornada 15 del Clausura 2013, Querétaro con una suma porcentual bajísima llegaba a la penúltima jornada del campeonato mexicano con la obligación de ganar todos sus encuentros para poder permanecer en el máximo circuito.

A pesar de no encontrar regularidad durante todo el segundo semestre futbolístico de aquel año 2013, los dirigidos en aquel entonces por Ignacio Ambriz se mantenían en la contienda contra un Puebla limitado, pero con más oportunidades de la salvación.

La porcentual no fue factor para que el Estadio Corregidora vibrara, sí, con un “Clásico de la 57” más. Hablamos de vibraciones y un ambiente único porque así fue el cómo la afición Queretana se le entregó a un equipo limitado futbolisticamente.

El “Coloso del Cimatario” no se encontró en su máxima capacidad, sin embargo, la porra local le otorgó a su equipo una de las bienvenidas más emotivas de la historia del club. Toda la cabecera norte se llenó de banderas albiazules, mismas que permanecieron hasta los primeros minutos del partido.

La euforia e incertidumbre que se sentía en el recinto era real, afición y jugadores pendientes de resultados y urgido a de un triunfo que los permitiera soñara con la permanencia una semana más. Sin embargo, Ortiz (23’), a pase de Luis “Quick” Mendoza adelantaría a los potosinos. Este resultado descendía al conjunto queretano a la Primera A.

La primera mitad concluyó en favor de los “tuneros”, sin embargo, para la segunda mitad, el conjunto emplumado saldría por los tres puntos a cómo diera lugar. La efectiva intensidad con la que los dirigidos por “Nacho” Ambriz mostraba dio resultados con el empate cortesía de Amaury Escoto (50’) en los primeros minutos del tiempo complementario.

Una vez empatado el encuentro, Gallos Blancos insistía por el segundo, mismo que les daba respiro en la porcentual, sin embargo, la anotación no caía tras media hora de juego después de la anotación queretana. No sería a tres minutos del final que a balón parado, Querétaro encontraría el gol de la remontada.

Un tiro de esquina cobrado a primer poste para la peinada de Mario “Mono” Osuna y el remate a segundo poste de Wilberto Cosme. La euforia en el estadio se hizo sentir, Gallos permanecía una semana más en primera.