Querétaro: Guard1anes 2020

0
1053
Querétaro, Qro. 07 julio de 2020.- , durante el entrenamiento de pretemporada del equipo Gallos Blancos de Querétaro, realizado en las instalaciones del Centro Gallo de Alto Rendimiento, previo al arranque del torneo Apertura 2020 de la Liga Mx. Foto: Victor Pichardo / Club Querétaro

Después de haber vivido varios meses de pura incertidumbre, Club Querétaro ya se prepara para afrontar el torneo Guard1anes 2020. Los albiazules, tras la venta del club y con ello la salida de varios de sus jugadores estrellas, tendrán un torneo más que complicado. La realidad es que Gallos jugará el próximo semestre con un plantel y un entrenador que, al menos en Primera División, no tienen experiencia.

De cualquier forma, a este nuevo grupo se le presenta una oportunidad inmejorable. Y es que ahora más que nunca deberán demostrar que son capaces de competir en la máxima categoría del fútbol mexicano. El reto no será nada sencillo y para salir abantes, deberán potenciar sus virtudes.

Altas y bajas

En relación al Clausura 2020, Querétaro ha sufrido muchísimos cambios. Para este certamen Gallos presenta nuevos dueños, nuevos directivos, nuevo entrenador y hasta en un 90%, nuevo plantel. Indudablemente, estas bajas son más que sensibles, pero ahora la tarea para los albiazules será dejar esto atrás y comenzar a planificar cómo hacer de este proyecto uno exitoso.

En lo deportivo, el cambio más significativo es la salida de Víctor Manuel Vucetich. Si bien Alex Diego es un técnico joven y con un gran potencial, es innegable que la salida del Rey Midas significa una devaluación en el banquillo emplumado. Además, Gallos también debilitó su plantel. Perdió piezas muy importantes y la mayoría de los refuerzos provienen del Atlante, por lo que el panorama de cara al torneo Guard1anes 2020 no es nada alentador.

Confección de la plantilla

Con la cantidad de cambios que sufrió Gallos para este semestre, la forma en la que van a jugar es una incógnita. Sin embargo, siguiendo los partidos de pretemporada y el trabajo de Alex Diego en Atlante, uno puede intuir cuál será la idea de juego que ejecutará Querétaro a lo largo del torneo.

Al mando de los Potros de Hierro, e incluso en los últimos encuentros de preparación, Alex Diego utilizó el 4-4-1-1 como su principal esquema. En Atlante no se caracterizaba por tener un estilo de juego definido, sino que ello dependía del momento del partido y del rival. Atlante podía asumir la iniciativa del partido o bien replegarse y contraatacar. Esto significa que el técnico mexicano es un estratega que tiene la capacidad —y sobre todo virtud— de adaptarse a las distintas circunstancias o escenarios que exige el juego.

A partir de esto, entendiendo la idea de Alex Diego y los distintos elementos que ha utilizado en pretemporada, propongo una alineación de cara al siguiente torneo.

Defensa

Dejando de lado la portería que es la posición mejor cubierta por Querétaro, nos centramos en la línea de cuatro que podría presentar Alex Diego. Sin dudas, en dicha propuesta Julián Velázquez sería el comandante de la zaga, por su experiencia en el máximo circuito y por el gran Clausura 2020 que disputó. Su pareja la estarán peleando Rea, Rasmunssen, Cervantes y Doldán.

Pensando en que Querétaro, consciente de sus limitantes, adopte un sistema defensivo que parta del bloque bajo, que le cierre los espacios al rival y espere en su propio campo, será fundamental que los centrales de Gallos tengan buen juego aéreo y defiendan bien en su propia área. En ese sentido, prácticamente todos centrales encajan en esa idea, ya que poseen características similares. Por arriba van bien y físicamente tienen un nivel impecable. No obstante, ello también significa que no son los mejores con el balón en los pies y, a campo abierto, quedan muy expuestos.

En cuanto a la lateral izquierda, Alex Diego tiene pocas opciones, aunque goza de dos perfiles opuestos que le otorgan margen de maniobra. A priori, se espera que Julio Nava le gane la titularidad a Erick Vera. El ex Dorados es un viejo conocido para Gallos y, pese a que lo conocimos como un volante, ahora ha mutado y se desempeña como un lateral. Guardando distancias, es un perfil parecido al de Escoboza, quien también fue reconvertido a la lateral pero que, su formación como volante, le permite tener mucha vocación ofensiva. Además, Nava puede llegar a condicionar a partir de su golpeo a balón parado. En contraste, Vera puede ser utilizado a la hora de buscar mayor seguridad defensiva.

Para el sector derecho, existen tres alternativas. Dos son de un corte mucho más defensivo como Omar Arellano y Alfonso Luna que pueden ser muy útiles a la hora de bascular y cerrar como tercer central pensando en la subida de Julio Nava. Y, por otro lado, está la opción Irving Zurita que se caracteriza por tener mayor ida y vuelta.

Mediocampo

En la media cancha, a pesar de que no hay tanta variedad de futbolistas, existen intérpretes de gran calidad. Gonzalo Montes, recién llegado de Danubio, es un futbolista que puede ser muy importante para Querétaro. El uruguayo es, junto al ‘Cachis’ Rivera, el futbolista más talentoso del plantel. Es un medio hábil con el balón que parte desde la base de la jugada y que tiene una gran capacidad para distribuir. Montes va a ser fundamental para que, tras robo, lance rápidamente a los atacantes albiazules y que ellos puedan ofender con mayores espacios. El único ‘pero’ para Montes será ver qué tanto tiempo le toma adaptarse al fútbol mexicano.

Igualmente, se encuentran los perfiles de Fernando Madrigal y Kevin Escamilla. Ambos poseen un nivel y un estilo de juego similar, por lo que cualquiera de los dos es material para hacerse de la titularidad. A diferencia de Montes, Madrigal y Escamilla son de un corte mucho más defensivo. Son mejores sin el balón que con él, por tanto, son elementos que, pensando la recuperación de la pelota, serán muy útiles.

En los extremos, Alex Diego cuenta con varias opciones. Los ecuatorianos Jonathan Perlaza y Jonathan Betancourt estarán peleando un puesto. La diferencia entre ambos futbolistas es que el primero juega por izquierda a pie natural, por tanto, es un volante con tendencia a llegar a línea de fondo para mandar el servicio. En contraste, Betancourt, al ser diestro, parte por el carril izquierdo, pero suele interiorizar mucho su posición para buscar el remate. Es un extremo con gol, con un gran disparo de larga distancia y que puede llegar a ser letal con espacios debido a su gran velocidad.

Por el otro sector, Alex Diego cuenta con tres variantes que provienen del Atlante. Albarracín es un elemento que, en cierta medida, se parece a Betancourt. El uruguayo constantemente parte abierto por derecha para después incrustarse en los carriles interiores y buscar el disparo. Por su parte, Islas e Ibarra son extremos que otorgan mayor amplitud.

Delantera

A pesar de la gran cantidad de variantes, probablemente la delantera la posición más endeble para Querétaro. Como delanteros centro referencia, hay tres elementos. Francisco Da Costa es un futbolista que posee unas características similares a las de Nahuelpán. Al igual que el ahora atacante de Xolos, Da Costa funge como poste para potenciar el juego directo. El brasileño cuenta con un gran juego aéreo y su físico le permite retener el balón con facilidad, por lo que puede desempeñarse como una válvula de escape ante la presión rival. No obstante, la diferencia entre uno y otro se encuentra en la calidad de la ejecución.

Otro recurso es Hugo Silveria, delantero uruguayo recién llegado de Patronato. Silveria es un gran rematador tanto con el pie como con la cabeza, sin embargo, su tasa de conversión es baja y por eso se ha ganado muchas críticas. A su vez, Sebastián Sosa tiene mayor movilidad y le puede otorgar cosas distintas a Alex Diego, aunque siempre le ha faltado dar ese paso extra para despegar.

Por otro lado, se encuentra Ángel Sepúlveda, otro viejo conocido en Querétaro. El mexicano puede jugar también como extremo, sin embargo, en pretemporada ha venido jugando más como un segunda punta para generar daño en transiciones. Si recupera el nivel que tomó en la Liguilla del Clausura 2015, será un inamovible en el esquema de Alex Diego.

Además, el factor ‘Cachis’ Rivera también puede ser determinante. El ex Atlante es un jugador muy distinto a Sepúlveda, ya que Rivera es un jugador mucho más asociativo, es más un ‘10’ que un segunda punta, por lo que te ofrece cosas diferentes. Francisco Rivera puede ser quien comande los ataques albiazules tanto en posicional como en transición. Su educado trato con la pelota le permite condicionar y encontrar al compañero mejor ubicado para ofender.

Al final de cuentas, el reto que se le presenta a Querétaro es más que complicado. No obstante, el panorama previo al Apertura 2019 y el Clausura 2020 tampoco pintaba del todo bien y al final Gallos hizo un gran papel. Sin embargo, en aquellos torneos los albiazules contaban con Víctor Manuel Vucetich, un técnico que ya demostró ser capaz de potenciar a cualquier plantel. Ahora el turno es para Alex Diego, quien deberá demostrar su valía como entrenador de la Primera División. No será nada sencillo y se le deberá tener paciencia puesto que el escenario es más que adverso.

Puedes seguirme en Twitter: https://twitter.com/Osornosanchez