¿Por qué el Gallos-San Luis es un Clásico?

0
1713

1. Remontada de último minuto.

Se jugaba la jornada 12 del Clausura 2011, Gallos recibía a un San Luis, que a pesar de no ser tan lúcido, línea por línea había demostrado mayor regularidad. Las predicciones no tardaron en hacerse efectivas en el marcador.

Tan solo siete minutos iniciado el encuentro, Osmar Mares aprovechó el error del arquero emplumado y desde media cancha marcó un gol de antología. 14 minutos después, tras un pase espectacular de Mares, Juan Carlos Medina asistió de manera correcta a Juan Esequiel Cuevas, quien se estrenaba en dicho certamen.

Con un marcador adverso, y una Corregidora a reventar, los Gallos Blancos no dejaron de insistir en contra de los potosinos. Emilio López, tan solo cinco minutos después del gol visitante, clavó el esférico en el ángulo de la cabaña defendida por Lozano. Un gol de antología. El gol del empate llegaría al minuto 32 y transformaría al Coloso del Cimatario en un verdadero hervidero de pasiones.

Con un marcador empatado el duelo bajo ritmos durante gran parte de la segunda mitad. Sin embargo, justo a cuatro minutos del final, Carlos Bueno se encontró el balón tras un mal trabajo del arquero potosino. Con este gol, los dirigidos por Gustavo Matosas lograban uno de los triunfos más importantes en la historia del club.

2. La marcha de los 5000.

La Resistencia Albiazul, en compañía con las diferentes agrupaciones albiazules organizaron una caravana previa al duelo frente a San Luis. “Amilcar”, dirigente de la barra emplumada encabezó dicho movimiento en beneficio del espectáculo y la rivalidad entre estos dos equipos.

El marcador terminaría 3-2, una victoria histórica para los Gallos. De igual forma, la cifra, se rumora sobrepasó los 5,000 aficionados, sin embargo la euforia dentro del recinto fue como pocas.

3. Final de Ascenso

Corría el segundo semestre del año 2005. San Luis y Gallos, campeones de la liga en el Apertura y Clausura respectivamente, se enfrentaban por el boleto a Primera División. El enfrentamiento tuvo como primera sede el Estadio Corregidora. En dicho encuentro, los emplumados salieron con la victoria 2-1, sin embargo, y a pesar de ser uno menos los potosinos, el gol de visitante dio mucha vida a la serie.

Ya en el encuentro de vuelta, los locales llevaron el partido hasta los tiempos extras, esto gracias a una anotación de Héctor Giménez al segundo 44 de juego. Posteriormente, los albiazules no pudieron igualar e irse arriba en el global. El desperdicio de oportunidades permitió que, al minuto 108 de partido, Ariel González empujara el balón a las redes queretanas, sentenciando el marcador 3-2 en favor de los potosinos. San Luis ascendió, de la mano de Carlos Reynoso.

4. Goleada histórica de Gallos

Última jornada del Apertura 2009, los Gallos Blancos obligados a pensar en el tema porcentual cierran un torneo malo en casa ante el acérrimo rival. Por su parte San Luis, con un pie y medio en Liguilla llegaba al Corregidora, esperaba las combinaciones para estar en la siguiente fase.

Ni la posición en la tabla, ni el tema porcentual limitó a los emplumados por una victoria histórica frente al acérrimo rival. Con goles de Isaac Romo, Mauro Vila, José Acéves y Carlos Pinto, el conjunto queretano vapuleó a su similar de San Luis Potosí, mismos que enfrentarían a Toluca tras conseguir su pase a la ronda de eliminación directa.

Sin duda, un partido histórico.

5. Campal en el Corregidora

Uno de los acontecimientos más oscuros de este clásico fue la campal ocurrida en el Estadio Corregidora. Culminada la primera mitad del encuentro, el arquero del conjunto potosino se acercó al túnel de vestidores y encaró a la afición albiazul. Los emplumados, al darse cuenta de dicho acto reprobaron y amenazaron al jugador de San Luis.

El cancerbero, al sentir agredido, encaró a los locales generando una de las riñas más bravas de dicha rivalidad. Entre patadas y empujones, los planteles de ambos equipos se enfrascaron en el centro del campo, dejando como resultado; lesionados, expulsados y la mancha a un duelo “de alta tensión”.