El Gallo y la suerte internacional

0
678

Gracias al buen torneo en el Apertura 2015 y al haber llegado a la final, Gallos Blancos se ganó el derecho de jugar la competición de clubes más importante de la zona, la CONCACAF Liga de Campeones. La Concachampions como se le conoce habitualmente, reúne a lo mejor en materia de clubes en el área y, en el 2016, Querétaro fue uno de sus competidores.

El proyecto que le dio al equipo albiazul su primera final en el máximo circuito, continuó al mando de Víctor Manuel Vucetich. La directiva decidió tomar en serio el nuevo torneo, nombres como Edgar Benítez y Yerson Candelo se sumaron a la plantilla lidera por Thiago Volpi y Emmanuel Villa.

El sorteo caprichoso decidió emparejar a Gallos junto a Hankook Verdes (Panamá) y al San Francisco (EUA). El debut de los emplumados se daría el 4 de Agosto de 2015 ante el equipo de la MLS; a pesar del nerviosismo, el equipo de Vucetich se quedaba con la victoria. Sin embargo, tras un empate sin goles en tierras panameñas y una derrota en San Francisco, los queretanos llegaban apretados y con obligación de ganar en la última jornada.

Ante Hankook Verdes, el Gallo cantó como nunca y le propició al equipo panameño un histórico resultado de 8-0, siendo una de las mayores goleadas en la historia del torneo. Con la tarea hecha y siendo líder de grupo, los pupilos de “Vuce” tendrían que enfrentar al DC United en Cuartos.

En la ida en el Corregidora, los locales aprovecharon ante su gente y con goles de Candelo y el “Tito” Villa se llevaron una cómoda ventaja. En el partido de vuelta, Ángel Sepúlveda daba tranquilidad con un gol al inicio del encuentro que al final, terminaría 1-1 dando el pase a la siguiente ronda de manera tranquila.

Ya en semis, Querétaro se enfrentaría a Tigres comandados por Gignac y el Tuca Ferreti. Justo como en la liguilla de 2011, queretanos y universitarios no se harían daño en el partido de ida disputado en el Corregidora. Ya en el volcán, Gallos salió con todas sus armas y lograba jugarle de igual a igual a los Felinos; el “pájaro” Benítez desaprovechó varias jugadas que pudieron adelantar a la visita. Al 84’, Gignac no perdonó y terminó venciendo a Volpi; cuatro minutos después, el francés hacía gala de su reputación marcando el doblete que le daba el pase a los suyos.

A pesar de la derrota, los albiazules dejaron una buena imagen en su primer torneo internacional. Lo más destacado fue lo hecho por el Tito Villa, el argentino se llevó el premio al goleador del campeonato con seis anotaciones y fue quizá, el mejor jugador del equipo en la concachampions.