Baúl: Lo que un día fue de Liguilla QRO (4-3) VERACRUZ

0
1060

Mayo del año 2015, y los dirigidos por Víctor Manuel Vucetich protagonizaron uno de los boletos a liguilla más cardiacos en los últimos años. Con un penal bien ejecutado por Ronaldinho ante Jaguares de Chiapas, el equipo queretano se afianzaba a la sexta posición del Clausura 2015, puesto en el que enfrentaría a Veracruz por el pase a la semifinales del torneo.

El duelo de ida se celebró en el Estadio Corregidora, un 14 de Mayo en el que las ilusiones de toda una afición recaían en 11 jugadores, en especial la “Legión brasileña”. Y así fue, Querétaro saltaba a la cancha con Tiago Volpi, Danilinho, Ronaldinho y William Da Silva, siendo éste último el encargado de emparejar el marcador 1-1. El gol veracruzano lo marcaría el uruguayo Juan Albín al minuto 29, mientras que William lo empató al 38. Primera mitad de mucho sufrimiento y buena generación de futbol.

La segunda mitad sería completamente albiazul. Querétaro, comandado por Orbelín Pineda generaría infinidad de jugadas de peligro al arco jarocho. Como es costumbre, el manejo de partido, por parte de Vucetich, le permitió a Gallos un dominio total del esférico, equilibrio defensivo y un buen desempeño de los cambios generados. Uno de estos revulsivos generaría la jugada del gol que daba la victoria a Gallos. Minuto 90, Querétaro cobra el último tiro de esquina del partido, desafortunadamente la defensa jarocha logra despejar el balón, sin embargo logra caerle a Sinha, mismo que se perfila de pierna derecha y la pone en el travesaño para que el mexicano Yasser Corona empuje de manera correcta la pelota. Final agónico y emocionante en el Estadio Corregidora, Gallos se llevaba la ventaja a Veracruz 2-1.

Tres días después, los equipos se volvería a enfrentar, duelo que cerraba la lave de cuartos de final entre el tercero y sexto de la tabla general. Con un Luis “Pirata” Fuente a reventar, el equipo rojo salía por la remontada, sin embargo, los dirigidos por el “Maetro” Reynoso generaban muchos espacio para los contragolpes queretanos. Al minuto 16, tras una pérdida del esférico por parte veracruzana, William Da Silva se encargaba de poner el primero de la noche, un desvío que comp0licaría la atajada de Melitón.

La ventaja en el Puerto duraría tan solo en la primera mitad. Al minuto 59, Édgar Andrade cobraría un tiro de castigo por los linderos del área, el balón llevaba dirección de portería, sin embargo un desvió por parte de la barrera generaría un cambio en la trayectoria, dejando sin posibilidades a Tiago Volpi. Cuando todo parecía terminado, Ronaldinho se encargaría de cobrar un tiro libre que se incrustaría en las redes tras una terrible salida del portero veracruzano. Seis minutos después de tomar ventaja el cuadro albiazul, los Tiburones Rojos empatarían el marcador a dos tantos por bando, un cabeza de Julio Furch inatajable.

Con un 4-3 en el global los Gallos ingresaban a las semifinales del Clausura 2015, enfrentando a Pachuca, y posteriormente en la final a Santos. Un semestre inolvidable para el equipo queretano, mismo que hace soñar a cada uno de los aficionados con su repetición. Sin embargo, la realidad es otra, Gallos y Veracruz, son últimos de la tabla y últimos en la lucha por el no descenso. ¿Por qué ambas instituciones, en tan solo 4 años han tocado el cielo y el infierno en el futbol mexicano?