Un nuevo capítulo en la 57

0
251
Querétaro, Querétaro, 14 de marzo de 2021. , durante el juego a puerta cerrada de la jornada 11 del torneo Guard1anes Clausura 2021 de la Liga BBVA MX, entre Gallos Blancos del Querétaro y Atlético San Luis, celebrado en el estadio La Corregidora. Foto: Imago7/Victor Pichardo

Temprano en el torneo llega el tan esperado encuentro entre Querétaro y San Luis. Un clásico que ha dejado todo tipo de emociones dentro y fuera del terreno de juego. Los emplumados podrían romper el próximo lunes su racha que ya cumple más del año de no poder ganar en calidad de visitante; además de llevarse el partido, el cual la afición siempre exige sacar los tres puntos, más que por un tema deportivo es por la rivalidad histórica entre estas dos instituciones.

La escuadra dirigida por Altamirano mostró un fútbol ordenado defensivamente en su primer juego del Apertura 2021. Si bien el medio campo no lució un estilo agresivo al ataque, es evidente que el desgaste físico y el contragolpe serán las principales armas de los albiazules. Por otro lado tenemos a un equipo potosino que logró vencer a Guadalajara en calidad de visitante, el balance que se puede hacer de ambos conjuntos puede ser limitado al tener solo un juego como base de un análisis en el planteamiento táctico.

Los puntos fuertes a rescatar de Querétaro es el orden defensivo. La dupla Perg-Doldán mostró solidez, además de salidas limpias por las bandas proyectando a Betsiel y Mendoza que por la otra banda estuvo recuperando balones en la línea de fondo. El acertijo está en encontrar un medio campo que logre hacer transiciones defensa-ataque, los experimentados mediocampistas Pablo Barrera y Osvaldo Martínez tendrán que poner de su cosecha para surtir de balones a los delanteros.

Un escenario inmejorable tendrá el equipo albiazul, que mejor manera de romper la racha de poco más de un año sin ganar como visitante que haciéndolo en un clásico. Semana intensa de cara al partido más importante de la temporada y encuentro, que nunca está de más decir, no pueden perder los emplumados.