¿Dónde debe jugar Antonio Valencia?

0
203

Sin lugar a dudas, desde aquel turbulento verano del 2020 en donde existió la posibilidad de la desaparición de Gallos, la mejor noticia que han tenido los queretanos fue la llegada de Antonio Valencia. El astro ecuatoriano llegó para darle credibilidad al proyecto y para impulsarlo tanto deportiva como administrativamente.

El ex jugador del Manchester United no llegó a Querétaro para especular, pues se adueñó de la titularidad y únicamente se ha perdido un partido en el torneo. Héctor Altamirano comenzó dándole minutos como lateral, luego como interior y ahora más recientemente lo ha regresado a la banda derecha.

Ahora bien, aquí la pregunta es, ¿dónde muestra su mejor versión? Desde mi punto de vista, como interior. El tema es que Gallos es uno de los equipos más limitados de la Liga Mx en calidad y cantidad. Justamente, una de las posiciones en donde menos variantes tiene es en las laterales.

De cara a este semestre el equipo incorporó a Omar Mendoza y dejó salir a Julio Nava e Irving Zurita. Como lateral zurdo se quedó únicamente Erick Vera y como diestro Juan Pablo Meza. Tres futbolistas, no del máximo nivel, para tres posiciones. En este sentido, se entiende que el ‘Pity’ Altamirano tire de Antonio Valencia como su lateral titular, pues por su experiencia otorga mayor seguridad.

Por otro lado, la media cancha es probablemente la posición mejor cubierta. Como pivotes están Montes y Escamilla y como interiores Javier Ibarra, Joe Gallardo y el propio Valencia. Es decir, las opciones son varias y la calidad aumenta considerablemente a diferencia de los laterales.

No obstante, es una realidad que, cuando el ecuatoriano parte en banda, también disminuye su impacto en el juego, mientras que en mediocampo deja mejores sensaciones. Querétaro es un equipo que no puede darse el lujo de limitar las virtudes de su futbolista más talentoso.

Héctor Altamirano busca tapar una de las deficiencias del equipo, pero en la búsqueda de encontrar una solución, destapa otra debilidad. En el partido pasado frente a Necaxa, una de las carencias de los emplumados fue que era incapaz de conectar el mediocampo con el ataque. Ahí Antonio Valencia es una pieza clave, pero al estar escorado en banda tiene menor influencia en el juego.

Al final, el ‘Pity’ Altamirano no es el culpable de dónde juega Valencia, él únicamente busca soluciones a partir del plantel que le conformaron. El problema de fondo es que dicho plantel es corto y debe ser reforzado si se desea aspirar a algo más que solo evitar pagar las multas.