La sinergia Silveira-KR7

0
272
Querétaro, Querétaro, 14 de marzo de 2021. , durante el juego a puerta cerrada de la jornada 11 del torneo Guard1anes Clausura 2021 de la Liga BBVA MX, entre Gallos Blancos del Querétaro y Atlético San Luis, celebrado en el estadio La Corregidora. Foto: Imago7/Victor Pichardo

En los últimos encuentros, la sinergia Hugo Silveira-Kevin Ramírez le ha permitido a Querétaro ser una amenaza. La pareja de uruguayos se está entendiendo muy bien, pues son de características distintas y se complementan. Tal es el caso que, en los últimos tres encuentros, suman tres goles y dos asistencias entre ambos.

No obstante, más allá de los números, en el juego, estos futbolistas se están convirtiendo en piezas clave dentro del esquema del Pity Altamirano. En el 4-3-3 que maneja Gallos, Silveira funge como punta y ‘KR7’ se recarga sobre alguno de los costados. Así, el primero es un delantero con presencia física, siendo un elemento con un gran juego aéreo, capaz de descargar juego directo. A su vez, Kevin Ramírez es un atacante más ligero, que se mueve en ambas bandas y que desequilibra a través del pase y de la conducción.

Ante Chivas, una de las grandes razones por las que Querétaro hizo daño fue por esta relación. Guadalajara tiene problemas a la hora de controlar la profundidad defensiva y, en este sentido, mientras Silveira prolongaba, Kevin Ramírez iba al espacio para hacer daño.

Otro ejemplo es el partido frente a San Luis. Si bien en ese encuentro el 4-3-3 en realidad era un 4-2-3-1, la sinergia Silveira-KR7 se volvió a hacer presente. Kevin Ramírez partía por derecha, pero constantemente buscaba enganchar para activar su zurda, haciéndole así mucho daño a los potosinos.

Por otro lardo, no podemos olvidar la figura de Ángel Sepúlveda. En los juegos más recientes este tridente está siendo tan efectivo porque cada uno te ofrece cosas distintas. Mientras Silveira es más fijo y Kevin Ramírez más ágil, el ‘Cuate’ te otorga movilidad, pues se mueve en todo el frente del ataque. El mexicano es un elemento ideal para atacar el lado débil. Gallos suele juntarse por derecha con Antonio Valencia y Kevin Ramírez para que, en el cambio de orientación, tipos como Sepúlveda o Madrigal encuentren mayores ventajas para encontrar el remate.

Al final de cuentas, da la sensación que Héctor Altamirano por fin encontró su tridente ideal. Ángel Sepúlveda y Kevin Ramírez suelen ser inamovibles, pero les hacía falta encontrar un delantero centro que los acompañara, por lo que la mejor versión de Hugo Silveira es una gran noticia. Esto, evidentemente, con la incógnita de lo que podrá ofrecer Jonathan Dos Santos en los siguientes partidos.