Jefferson Montero: Un nuevo recurso para Altamirano

0
157

De cara al Guard1anes 2021, después de haber sufrido una dolorosa transición de cambio de dueño y de no conseguir los resultados esperados durante el torneo pasado, Querétaro tenía la encomienda de renovar su plantel. Gallos sufrió en el último semestre por la falta de calidad y experiencia, por lo que la directiva emplumada respondió trayendo a dos figuras ecuatorianas: Jefferson Montero y Antonio Valencia.

A pesar de que Héctor Altamirano únicamente dirigió dos partidos oficiales, al estratega mexicano le bastaron dichos encuentros para dejar en claro cuáles van a ser sus intenciones en este equipo. Pity cambió radicalmente el estilo que Gallos solía practicar, pues convirtió a los albiazules en un conjunto que busca instalarse en campo rival con la posesión del balón.

Para lograr que dicho estilo tenga éxito, es determinante tener jugadores con la capacidad de desequilibrar cuadros replegados. En ese sentido, Jefferson Montero puede ser un gran recurso para Altamirano, pues el futbolista ecuatoriano es un elemento que se caracteriza por ser letal en el uno contra uno.

Desde su llegada, Pity demostró que, en su 4-3-3, le gusta que los extremos jueguen a perfil cambiado. Por ejemplo, Kevin Ramírez (que con Alex Diego solía partir desde la banda izquierda) jugó los dos últimos partidos del torneo pasado por derecha, ello con la intención de que interiorizara con balón controlado para buscar el disparo, o bien, asistir a los elementos que llegan desde segunda línea. Otro caso es el de Ángel Sepúlveda, quien, desde la llegada de Altamirano, estuvo enfocado a atacar el lado débil con apariciones sorpresivas a segundo poste.

Ahora bien, pese a que Jefferson Montero competirá directamente con Sepúlveda por ese puesto en el extremo derecho, cabe mencionar que son dos jugadores con características distintas. A diferencia del mexicano (que suele estar más enfocado al remate), el ecuatoriano necesita estar en contacto con el balón con mayor frecuencia, pues él vulnera a la zaga rival gracias a su desequilibrio en el uno contra uno.

Al mismo tiempo, más allá de que Montero puede ser un gran recurso para eliminar rivales, también será importante a la hora de fijar al lateral contrario. Siendo Querétaro un conjunto que asumirá la iniciativa, va a ser una constante encontrarse con un escenario en el que el rival se repliegue. Es por ello que la amplitud será una premisa imprescindible para los Gallos de Altamirano, pues ello les permitirá abrir espacios por dentro.

El caso es que los albiazules no poseen laterales profundos que otorguen dicha amplitud, ya que por derecha Omar Mendoza no se caracteriza por llegar a línea de fondo y por izquierda Alexis Doldán compensa en ataque organizado y cierra como tercer central para quedar menos expuestos tras pérdida. Así, Jefferson Montero tendrá la tarea de ser uno de los elementos que otorgue amplitud, especialmente para agrandar el intervalo central-lateral y que tipos como Silveira en estático o Madrigal llegando puedan acceder con mayor facilidad al remate.

De esta manera, Héctor Altamirano gana un futbolista que le concede una gama de opciones muy extensa. Jefferson Montero llega a Querétaro para sumar calidad y experiencia y, en la medida que físicamente esté sano, puede reencontrarse con esa versión que ya le permitió dominar el fútbol mexicano con Morelia.