Una balanza de emociones el Clausura 2022

0
179

Llego el final de temporada para Gallos Blancos y con esto el cierre de uno de los torneos que mayor impacto mediático género durante la temporada, un Clausura 2022 que inicio con tintes de trascendencia y esperanza, se convirtió en un torneo por la salvación del equipo en primera división.

Aunque aún es incierto el futuro del Club, el ambiente es más sano después de la tormenta vivida por jugadores cuerpo técnico y afición en los últimos meses. Querétaro inicio el viaje visitando a Monterrey en el Gigante de Acero en donde los regiomontanos no pudieron con Gallos y termino en empate, durante las primeras cuatro jornadas se dio la destitución del entrenador Leonardo Ramos quien llegó para la Jornada ocho del Apertura 2021 en sustitución del Pity Altamirano.

Ramos dejó una marca de 3 partidos ganados, 5 perdidos y 6 derrotas llegando así a la ruptura de la relación del técnico uruguayo quien no pudo ganar en los cuatro primeros juegos del torneo y eso desembocó en su salida. Más pronto que tarde se incorporaría un histórico del futbol mexicano como lo es Hernán Cristante, los resultados se dieron a favor del técnico argentino llevando una racha sin perder de cuatro partidos, pero llegaría la Jornada 9 en donde quedaría manchada con sangre por los lamentables acontecimientos ocurridos en la tarde del 5 de marzo en el Estadio Corregidora.

Días de mucha incertidumbre y nerviosismo vivió la ciudad de Querétaro y el fútbol mexicano por determinar una decisión que cambiaría el rumbo de lo que restaba de liga. Con este acontecimiento llegaría la destitución de la actual directiva de Gallos, Gabriel Solares y Adolfo Ríos fueron unos de los sacrificados por FMF quienes también se harían responsables de una multa económica por la falta de seguridad y el mal manejo del evento deportivo.

El partido termino antes de los 90’ y se determinó que Los Emplumados perderían 0-3, lo que resto de torneo Clausura 22 repercutió en la mentalidad de los jugadores y a falta de 8 Jornadas se hablaba de la desconcentración que los jugadores y cuerpo técnico estarían viviendo por lo ocurrido ante Atlas, finalmente Gallos Blancos entraría en una lucha constante contra Xolos, Mazatlán, Juárez y Toluca por ver quien no pagaría la multa de 33 millones.

Gallos llevaría el nerviosismo hasta la última jornada en donde se cumplió cerrar el torneo con victoria en casa y se verían beneficiados por el impactante empate de León y Toluca (4-4). El conjunto queretano termino ubicándose en la décimo sexta posición con una marca de 3 victorias, 8 empates y 6 derrotas sumando 17 puntos en total.