El inicio de un nuevo enfrentamiento

0
412

Era un domingo por la tarde, el sol estaba a todo lo que da y los Gallos Blancos tenían que jugar contra Mazatlán, era apenas el segundo partido de la historia  para los dirigidos en ese entonces por Francisco Palencia, por su parte los queretanos quería hacerse fuertes en casa después de su derrota enfrentando a Pumas en Ciudad Universitaria. 

Pasado el minuto 10’, Omar Arellano sacó un poco de magia de su botín y entró al área por el lado derecho donde Fraga se recostó ante el tiro cruzado. Minutos después, por el otro lado Arellano provocó que Fraga saliera del arco y la pelota salía cruzada y se escapó la oportunidad.

Ambos equipos querían la primera victoria del torneo pero no supieron aprovechar sus oportunidades, en el primer tiempo, el juego se fue inclinando hacia los emplumados pero realidad es que apenas tuvo un par de aproximaciones a profundidad y un disparo largo que solucionó sin complicaciones el portero Miguel Fraga. 

Una primera parte sin mucho espectáculo para el aficionado, los Gallos tenían que revolucionar el partido ya que estaban como los locales y tenía que hacer pesar el Corregidora, pero no tardaron mucho para hacerlo notar.

Todavía no se llegaba al minuto jugado de la parte complementaria y con centro de la banda izquierda por parte de Kevin Ramírez llegó para empujar el ex auriazul Omar Islas para poner el 1-0 en el marcador. 

Pensando que con ese gol bastaba el ex técnico de los emplumados Alex Diego mando al equipo a la defensiva y cedió la tenencia de la pelota aunque con pocas ideas a los Porteños. 

Pasando el día y los momentos del  juego, al minuto 88’ salió un centro del lado derecho, donde la pelota fue llevada a la órbita del área chica  y Mario Osuna llegó de atrás, para anotar con un disparo cruzado dejando sin oportunidad a Gil Alcalá para poner la cifras definitivas en el marcador. 

Dejando un empate muy amargo para los queretanos y con un Mazatlán que consigo su primer punto en su historia del fútbol mexicano.