Home > Columnas > Columna Instante: Quincena gris en Querétaro

Columna Instante: Quincena gris en Querétaro

///
Comments are Off

En La Corregidora es evidente que no están satisfechos con la primera quincena de los emplumados en el 2019. Incluso el sentimiento se vaticinaba desde la postrimería de la eliminación ante Cruz Azul en los Cuartos de Final del reciente Apertura. A la desesperanza ocasionada por la partida de Tiago Volpi hay que agregarle que el cuadro no ha sido capaz de, no digamos engarzar un hilo de resultados positivos, sino de contagiar bríos de esperanza a su noble, pero también golpeada afición.


Un equipo muy dependiente de la estabilidad frente a las redes de Camilo Sanvezzo. Baluarte histórico del club que por momentos se imaginaba ya más lejos que cerca de Querétaro. En El Cairo para ser más precisos. Tanto así que su aparición como titular, y como goleador, en los partidos de pretemporada sorprendieron a más de uno.


No obstante, mayor es el impacto provocado por el sosiego de la directiva al no equilibrar, de menos en el papel, el arsenal de hombres para Rafael Puente del Río. Las señales de que se vaya a acudir al mercado invernal han sido mayúsculamente ambiguas para resanar, principalmente, las salidas de Hiram Mier a Chivas y de Edson Puch a la U. Católica. Mención especial merece Gil Alcalá como sucesor de Volpi en El Gallero, pues de no ser por él, Atlas y Pachuca que -en contraste con los dirigentes domésticos- se reforzaron en tiempo y forma en pro de una filosofía futbolística, hubieran grabado unas cifras que asemejarían escándalo.


Daniel Lajúd, de 19 años y en calidad de préstamo sin opción a compra cortesía de Monterrey, y Aké Loba, marfileño de 20 años que dejó buenas sensaciones con San Martín de Perú, son las altas más promisorias para El Gallo en esta nueva edición de la gloriosa y folclórica Liga MX. Pero hasta ahí. Pues de momento, solamente el africano ha visto participación en ambas jornadas, mientras que el veracruzano tuvo actividad con la Sub 20 este último fin; y, siendo objetivos, ninguno de estos perfila ser ese esperado orquestador que encienda a ‘El Lobo’ y que conecte con los modernos espectros de Villalva y Britos.

Sin una banca que al echarle ojo libere peso, y en espera de la oficialización de Ayron del Valle en la ofensiva, los próximos tres cotejos, en la liga, acentuarán, o anestesiarán, un nivel de sufrimiento en el seno albiazul de aquí al primer tercio de competición. Monterrey, León y América, el sonoro monarca, serán los antagonistas de un Gallos Blancos que está obligado a decidir perspicazmente, semana a semana, en cuanto a sus peones para que la ciudad entera no atraviese un eterno semestre que alimente los fantasmas que, bien se sabe, aún no abandonan por completo los límites de la azul y negro.

You may also like
Canto afinado en inferiores
Perseverancia tamaulipeca
Peculiaridad en inferiores
Del Pedregal al Cimatario