Home > Gallos Blancos > ¿Por qué el Gallos-San Luis es un Clásico?

¿Por qué el Gallos-San Luis es un Clásico?

///
Comments are Off

Después de que en la Jornada 14 del Apertura 2019 las aficiones de Gallos y San Luis protagonizaran una de las peleas más salvajes en la historia del fútbol mexicano, muchos se preguntaron ¿por qué el Gallos-San Luis es un Clásico? Para algunos, es increíble que dos aficiones lleven la pasión hasta los golpes, especialmente cuando se trata de dos equipos que “no pelean por nada importante”. Cabe mencionar que, naturalmente por la inestabilidad de las franquicias en Querétaro y San Luis Potosí, la rivalidad es principalmente entre aficiones. Por tanto, es común que los jugadores ignoren el pique que hay entre ambas instituciones.

Es una realidad que la historia de este Clásico se forjó en la Liga de Ascenso. Entre 2001 y 2005, Gallos y San Luis eran los «dos grandes» de la Primera División ‘A’, por lo constantemente se encontraban en las últimas instancias para lograr el ansiado ascenso. En consecuencia, se comenzó a formar una rivalidad que en el 2004 terminó por explotar.

Aunque Querétaro y San Luis ya habían jugado en anteriores ocasiones, en la época contemporánea, fue un 30 de octubre de 2004 cuando se desató esta rivalidad. Corría la Jornada 16 del Apertura 2014 de la llamada Primera División ‘A’, Gallos y San Luis se disputaban los primeros lugares de la tabla. Todo transcurría con normalidad, hasta que una dura entrada provocó una campal entre los propios jugadores. En el campo, los albiazules vencieron 2-1, pero lo que realmente se recuerda de ese partido es aquella histórica pelea.

Posterior a ello, en el 2005, Querétaro y San Luis se vieron las caras en una Final por el Ascenso que terminó con mucha polémica arbitral (dos penales no marcados para los albiazules) y el regreso de los potosinos a la Primera División. Acentuando aún más la rivalidad entre ambos equipos.

Así, derivado de estos partidos, comenzó uno de los clásicos más pasionales en México. En 2006, en la primera ocasión en la que Gallos se enfrentó a San Luis después de aquella Final de Ascenso, la afición queretana corrió a los potosinos del Corregidora en unas imágenes muy parecidas a las que experimentamos el torneo pasado.

Transcurrieron los años y Querétaro y San Luis traspasaron su rivalidad de la Liga de Ascenso a la Primera División. Naturalmente, ambos equipos pelearon constantemente en la parte baja de la tabla. Al final, en 2013, Gallos Blancos terminó por perder la categoría, sin embargo, en uno de los tantos bailes de franquicias que tiene el fútbol mexicano, los queretanos terminaron por quedarse en Primera División, mientras que los que descendieron fueron los potosinos.

Tiempo después, el destino le volvió a jugar en contra al San Luis y los, hasta ese entonces auriazules, se quedaron sin fútbol durante un año. No obstante, el Atlético de Madrid invirtió en San Luis y el fútbol regresó a tierras potosinas, hasta que, en octubre del año pasado, regresaron a Primera División para volver a enfrentarse a Querétaro en un encuentro en el que todos recordamos la forma en la que los ánimos se desbordaron.

Al final, este es un Clásico que probablemente no tenga la resonancia que tiene un América vs Chivas o Monterrey vs Tigres, sin embargo, es innegable que, hablando de pasión, esta rivalidad no se queda atrás de ninguna otra.