Home > Principal > Extra > Edgar Benítez, un pájaro en extinción

Edgar Benítez, un pájaro en extinción

Foto: Club Querétaro

Se podría realizar una lista interminable de fichajes desacertados en la historia del club queretano. Sin embargo, muy pocos de dicha serie lucirían el cartel con el cual Edgar Benítez arribó a la institución. Un jugador que con la conquista de la CONCACAF Liga de Campeones 2010 se ‘bautizó’ en suelo azteca con Pachuca para llamar, con el tiempo, la atención del Club Deportivo Toluca y de la misma Selección Paraguaya de Fútbol, representativo donde rozó el estrellato. Una contratación que sin duda ilusionó a gran sector de la afición albiazul.

Los números son contundentes y carentes de yerro, “El Pájaro” lleva casi tres años como emplumado -cinco torneos- y su cuota de frente al marco sencillamente no compagina con un pasado que incluso lo colocó en el radar europeo: 74 partidos jugados con la casaca de Querétaro en competiciones oficiales (43 como titular y 31 de cambio), 9 goles y 10 asistencias. Una especie en inminente desaparición.

Benítez, procedente de los Diablos Rojos de Toluca, llegó como refuerzo para el Apertura 2015 con la esperanza de que el plantel repitiera, como mínimo, dentro de los ocho calificados luego de disputar la reciente final ante Santos Laguna. Externo a ese primer certamen, las estadísticas de éste y su rendimiento jamás insinuaron recomponer el vuelo. En diecisiete jornadas anotó tres goles y asistió en cuatro. No son los mejores números para un atacante mundialista en Sudáfrica; sin embargo, para ser un torneo debut, con nuevo equipo y distintos compañeros, son estadísticas rescatables… en México. En adición, sus postreros semestres no serían los más adecuados para tacharlos como parámetro.

Aunado a previos registros, que en automático mandan un claro declive profesional, y por si fuera nula la evidencia, está el bochornoso papel que protagonizó en la octava fecha del Apertura 2017 cuando al finalizar el encuentro contra León tuvo un enfrentamiento con su compañero de equipo Erbin Trejo, llegando casi a los golpes.

Es tan pobre el desempeño del surgido en Libertad, que la entidad queretana suma varios torneos implorando por su salida. Con todo y que los seguidores albiazules son, por genética y vivencias, muy nobles en ese aspecto. Se necesitan de diversos, en ocasiones eternos, factores para que semana a semana se ‘apresure’ la partida de algún elemento.

En fin, poco, por no decir que nada, que rescatar en la estancia de Edgar Benítez con los Gallos Blancos de Querétaro, que tiene en este Clausura 2018 su última carta, quizás, para demostrar el por qué ocupa una plaza de extranjero. De lo contrario, ‘el pájaro’ no tendrá más que emprender emprender por nuevos aires.

You may also like
Vapuleados en León
Cantó Querétaro en Copa
Vuelven las noches mágicas de Copa
Gallos Blancos pierde de ultimo minuto ante Rayados
A %d blogueros les gusta esto: