Home > Baúl de los Recuerdos > Divino milagro

En medio de una nueva crisis por librar las llamaradas del descenso, sombra macabra que casi siempre ha perseguido al club cuyo vigente propietario recae en el Grupo Empresarial Ángeles, los Gallos Blancos, con una pobre cosecha que arrojaba apenas la unidad en los últimos cuatro cotejos, alistaban El Cimatario para intentar cerrar un trato divino en el Torneo Apertura 2010.

De espléndido trance hasta la jornada siete, con la cúpula de la tabla general entre las manos, Santos Laguna aterrizaba en la capital del estado un 11 de septiembre del año en turno encomendado a dos objetivos: defender el mando del máximo circuito ante el eminente acecho de un Cruz Azul que le respiraba en los oídos y, el que toda la prensa verdiblanca mortificaba en cada rueda de prensa previa, plasmar la primera puntilla en suelo queretano.

Respetando los indiscutibles pronósticos del Williams Hill fundado en 1934, casa de apuestas más antaña en Reino Unido, madre de semejante actividad, Christian Benítez capitalizó un grotesco fallo de Carlos Bossio luego de soltar el esférico en un mal corte aéreo para, marcando su octava diana del campeonato, inaugurar la pizarra en favor del impoluto imbatible apenas al 4’.

Pero los emplumados no se resignaban y al 28’, tras un tiro de esquina ejecutado por Héctor Altamirano desde el banderín diestro, Joaquín Beltrán conectaba de primera un rebote de Oswaldo Sánchez, querido apóstol en la región por incentivar económicamente al San Luis cuando los Guerreros se disputaban la categoría con los anfitriones en el Clausura 2007, para igualar los cartones. Seis minutos después, el estandarte albiverde, entre abucheos y afables recordatorios, se liberaba de los guantes para dar el relevo a un ídolo contemporáneo de la azul y negro que misteriosamente dijo adiós tras la histórica debacle en el Estadio Jalisco: Miguel Becerra.

Becerra González, héroe plumífero en la Final del Clausura 2006 ante Indios de Ciudad Juárez, demoró más en apretar el calentamiento para chocar palmas con su colega que en ser bienvenido por una humilde morada que a la fecha le aclama. Con una larguísima proyección desde la zaga, ‘El Capitán’ Beltrán habilitaba a Isaac Romo en el borde del área, espigado elemento que descargó con la testa al arribo de Sergio Blanco para firmar la remontada parcial en el agregado de la primera mitad.

Ya en el complemento, la tribuna explotó en júbilo luego de degustar del exquisito momento donde flotaba ‘El Chapita’, pues dos tantos más del charrúa, uno de ellos empleado como maquillaje de la pifia de Eder Borelli que acercó a los dirigidos por Rubén Omar Romano al 72’, auguraban un virtuoso cierre. Sin ser suficiente, Los Encrestados no escatimaron y cerraron el firmamento con una salvajada del ‘Pity’ soltada en el descuento. El líder caía vapuleado en el Estadio La Corregidora.

You may also like
El detalle del Tío Petri…
Solo el Gallo es de oro: Fer Martínez
Columna Instante: Del pozo al gozo
Ante Puebla, no se pudo; Chivas, nueva oportunidad: Luis Altamirano
A %d blogueros les gusta esto: