Home > Principal > Extra > A 31 años del accidente de Gallos Blancos de la UAQ

A 31 años del accidente de Gallos Blancos de la UAQ

Corría el año de 1987 y un 10 de mayo como hoy, el equipo de Gallos Blancos de Segunda División definiría el ascenso contra su similar de Correcaminos, en primera instancia el equipo queretano viajaría a ciudad Victoria, Tamaulipas donde al término de los 90 minutos y siendo el juego de ida el marcador fue un empate a cero goles con un penal atajado por J. Torruco al minuto 62.

Con este resultado los jugadores del equipo albiazul se mostraron optimistas para el cierre en el Corregidora, por lo que decidieron viajar ese mismo día de regreso a Querétaro para ver a sus madres y esposas ya que como cada año en México se festeja el día de las Madres.

Sin embargo el destino tenía un trago amargo para el cuadro plumífero; en el trayecto de regreso debido al mal tiempo y el exceso de velocidad al que iba el autobús se tuvo un percance, el cual ocurrió entre Huizache y Matehuala el camión dio varias vuelta para quedar a un costado de la carretera sobre algunos integrantes de aquel equipo queretano.

La tragedia se hizo presente en ese momento Agustín Jiménez, René Montalvo y Gerardo “Pillo” Orona fallecieron, veinte personas más resultaron heridas, doce de gravedad entre ellos el técnico Luis Alvarado; los primeros auxilios llegaron por los aficionados del equipo quienes realizaron el viaje y apoyaron llevando a los lesionados al Instituto Mexicano del Seguro Social en San Luis Potosí.

El 11 de mayo se llevaron los actos funerarios de los tres jugadores Agustín Jiménez, René Montalvo y Gerardo “Pillo” Orona en la funeraria que se ubica sobre Ezequiel Montes, seguidores se postraron en la calle brindando su condolencia y respeto a los familiares.

El patronato de la Universidad Autónoma de Querétaro, dueño del equipo en ese entonces y el presidente Mariano Palacios Alcocer solicitaron aplazar el partido de vuelta a la Federación Mexicana de Fútbol; distintos equipos realizaron partidos en beneficio al equipo y algunos equipos incluso ofrecieron jugadores para que ayudarán en el partido decisivo para el ascenso.

El partido jugado en el estadio Corregidora el 20 de junio de 1987 y con su técnico Luis Alvarado dirigiendo en silla de ruedas, el equipo queretano y tamaulipeco volvieron a empatar en esta ocasión a un gol por bando; se tuvo que llegar a un tercer partido jugado en el estadio Azteca con todo en contra debido a la ardua recuperación que tuvo que realizar el equipo de Gallos Blancos el partido se definió en tanda de penales siendo el vencedor el conjunto de Correcaminos.

Un día como hoy se recuerda a ese equipo que ante las adversidades dio lo mejor para superar los obstáculos impuestos y marcaron una huella imborrable en la historia de Gallos Blancos y del futbol queretano.

video: Club Querétaro

You may also like
Vapuleados en León
Vuelven las noches mágicas de Copa
Gallos Blancos pierde de ultimo minuto ante Rayados
Gallos rescata empate con los espolones
A %d blogueros les gusta esto: