Home > Columnas > “Un buen baño de humildad” por Pico de Gallo

“Un buen baño de humildad” por Pico de Gallo

PicoDeGallo - IG

Los saludo desde la comodidad de la porcelana que engalana mi baño, no hay lugar más inspirador que el trono del rey. No podía hacer esta columna en ningún otro lugar, no podría hablar de este equipo en ningún otro rincón, ya me cansé de llorarle en las cantinas derrota tras derrota. Aquí sale más barato.

Tres temporadas sin calificar…la misma base, los mismos directivos, el mismo D.T. , los refuerzos que esperamos temporada a temporada que se adapten y den frutos y que cada torneo se van reduciendo en número. Lo triste es que el resultado final es que hemos bajado en cantidad de puntos conseguidos campeonato tras campeonato, este torneo no será diferente, no veo como un cambio en el timonel nos dará la calificación, simplemente no estamos al nivel de la alta competencia de una liga que se ha vuelto atrever a invertir.

Un buen baño de humildad: este equipo no va a sobrevivir de los triunfos de fuerzas básicas, que no dejan de ser buenos logros, si el equipo está en problemas de descenso no veremos a los jóvenes sacando el barco a flote, no se le puede dar esa presión a la cantera; no vamos a salvar la categoría pensando en que obtuvimos una copa que ha sido el máximo logro de la institución, pero que no nos va a servir para salvarnos de la angustia de irnos a la categoría del infierno. La directiva no se puede dormir en sus laureles.

Un equipo de fútbol tiene logros que son efímeros, que duran en el corazón de la gente para siempre pero que se esfuman con el tiempo y lo que termina importando es su presente; pregúntenle a los aficionados del Necaxa, equipo campeonísimo en los 90’s condenado al descenso durante muchísimos años, o al mismo León. El fútbol es una competencia constante, en el que se tienen que refrendar las glorias. Los equipos grandes no se conforman con un campeonato, los equipos que aspiran a serlo tampoco.

Hoy les escribo desde el mismísimo trono, un lugar que estoy disfrutando más que ir especialmente está temporada al estadio a ver avergonzado al equipo que sigo, y lo seguiré haciendo. Este “reventador” es una aficionado que nunca ha abandonado a su equipo en las malas, un “reventador” al que le duele ver a su equipo en picada y sin garra. Un reventador para el que cada sábado de 5 a 7 es sagrado y no se hace nada más que estar en alma cuerpo y corazón con su equipo. a sUn “reventador” que le caga que lo llamen así.

Un buen baño de humildad es lo que necesita este club, empezando especialmente por las cabezas que lo dirigen.

Por cierto, bienvenido a Jaime Lozano, le deseamos mucho éxito.

You may also like
Alegría total: Luis Altamirano
Querétaro se crece ante los grandes: ‘Paco’ Chimal
Sin parpadear: Salvador Pérez
Querétaro es un visitante complicado: Paco Chimal
A %d blogueros les gusta esto: